SHARE

Programa del Ambiente

Biodiversidad

Con la coordinación del MINCyT y la cooperación del CONICET, las universidades nacionales, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el INTA y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca se ha trabajado en el desarrollo y financiación del Sistema Nacional de Datos Biológicos (SNDB).

El propósito del SNBD es poner a disposición la información residente en las colecciones biológicas argentinas como herbarios, ceparios de microorganismos, bancos de germoplasma, colecciones de mastozoología, entomología, peces y bentos entre otros, pertenecientes al CONICET, INTA, Universidades, Museos Nacionales, Provinciales, Municipales y Privadas. La sistematización de esta información contribuirá sensiblemente al inventario de los recursos biológicos con el fin de conservarlos, mejorar su gestión y contribuir a su restauración.

El Sistema Nacional de Datos Biológicos (SNBD) con la contribución del Banco Interamericano de Desarrollo se ha puesto en marcha proveyendo capacitación y equipamiento informático. Para más detalles se puede consultar en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

El CONICET ha sumado a los mismos objetivos del SNBD el proyecto financiado por la Agencia de Cooperación del Japón (JICA) y que tiene como nodo organizador al Museo de Cs Naturales Bernardino Rivadavia.

A nivel regional el CONICET se encuentra colaborando con la iniciativa de la oficina regional América Latina y el Caribe de la International Council for Science (ICSU-LAC) para ampliar la información sobre biodiversidad en la región. Documentos que proveen sugerencias y nuevas vías de acción se pueden consultar en la página del Boletín del ICSU-LAC


Desertificación

La 9na Conferencia de las Partes del Convenio de Naciones Unidas sobre la Lucha contra la Desertificación realizada en Buenos Aires en septiembre del 2009 aprobó continuar con la Evaluación de la Degradación de Tierras en Zonas Áridas o Land Degradation Assessment in Drylands (LADA) desarrollado por la FAO. La Argentina es uno de los 6 países pilotos donde se implementó dicho programa junto con China, Cuba, Túnez, Senegal y Sudáfrica.

En la Argentina el programa piloto, inicialmente fue realizado sobre cinco áreas testigo y coordinado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable con la colaboración del CONICET, el INTA , la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nac. de Córdoba.

Mediante un convenio entre el CONICET y la SAyDS el proyecto será extendido a nivel nacional para desarrollar el Sistema de Monitoreo de la Degradación de Tierras en la República Argentina.

El propósito de este sistema nacional es identificar las causas de la desertificación, prever los riesgos (monitoreo) y cooperar en la remediación de los ecosistemas afectados. El compromiso es hacer crecer esta herramienta para que nos permita incluir la información científica y técnica disponible y futura. Asimismo es tarea del LADA el desarrollo de indicadores validados científicamente y aceptados internacionalmente. Este no es un tema menor en la Argentina donde el 65 % de nuestros ecosistemas terrestres están sobre suelos secos, semiáridos o áridos afectados por los impactos antrópicos y climáticos. Este programa intenta intercambiar información sobre el estado de los ecosistemas frágiles afectados por la desertificación incluido el recurso suelo.